Jaqichasiña

by Noemí Gonzales Cabrera

 

Jaqichasiña

by Noemí Gonzales Cabrera

Jaqichasiña in Aymara means the commitment of two people to the community or is also understood as 'becoming a person' within the thakhi (communal path) or a cycle of growth. (Albo, 2009).

The Aymara marriage ritual is a changing practice, not static, it depends on many variables. This photographic series documents three key moments in the process of the union of a couple whose ceremonial event was held in a mining camp called Viloco in the Loaysa province of La Paz, Bolivia.
Una noche anterior los novios junto a sus familias ch’allan el espacio donde se celebrará la fiesta principal echando alcohol a la tierra, consumiendo coca y cerveza. El primer día los padrinos junto a sus esposas y demás familiares, acompañan a la iglesia a los novios después del registro civil.

La Irpaqa entenderemos como el encuentro del grupo menor al grupo mayor, ese rito de paso donde un miembro de la comunidad pasa a convertirse en Jaqi. Para simbolizar este rito, la nueva pareja pasará puentes, arcos, ríos que convergen, simbolizando el pasar de un estado de soltero a otro estado de vivir juntos luego de su paso por la iglesia.

Un segundo momento es al día siguiente donde la pareja entonces cambia su vestido de boda (vestido blanco, etc.) por un traje de calle (pollera). Desde ese momento la pareja participa activamente en la fiesta. Empiezan bailando con el padrino y con su esposa. Después de esto bailaran juntos todo el día. Con una tonada musical del conjunto musical contratado, a manera de hacer saber a los vecinos que los novios irán a “recoger” al padrino grande y su esposa para traerlo a la fiesta. Al son de la música, todos los familiares de la nueva familia, recorrerán el pueblo bailando, haciendo saber que esa mujer y ese hombre están ya casados.

El tercer momento que es el “conteo de regalos” comienza a media tarde. Es uno de los acontecimientos más importantes donde se dedican a anotar los regalos recibidos y a escuchar los consejos del padrino. Ponen el ayni (reciprocidad en la comunidad) en el suelo y cuentan juntamente con los regalos. Llaman a estos regalos "herencia". Esta es la herencia de los recién casados, los símbolos de la estima de sus amigos.

Cada regalo recibido por amigos, familiares o vecinos, se apunta en el libro del “ayni”; estos regalos generalmente se tratan de: Ollas, copitas (de media a una docena), cucharas, platos, muebles, que acompañan con cajas de cerveza. Uno de los ritos que los novios cumplen al finalizar el conteo es el beber cerveza en bacines los cuales les regalan y significan abundancia para la pareja. Otro rito que simboliza una práctica tradicional aymara que es la irpaqa es el que las parejas carguen un aguayo, un bulto pequeño que contienen los últimos regalos, para que no falte la bienaventuranza en el matrimonio.

Referencias Bibliográficas:

Aqichasiña Matrimonial: Programa de matrimonios colectivos desde nuestra identidad. Lola Gutiérrez León.

Tesis: El ritual del matrimonio aymara tradicional y sus cambios a contextos urbanos. Alberto Hugo Fernández Peña