Asuntos Internos

 

Asuntos Internos

Publicado en el Año 5 Nro 8 del mes de Junio 2021 pág.98

 

 El tiempo de sobra que no se podía ocupar fuera de casa, afuera de nosotres por las limitaciones de la pandemia, pasó de ser una suerte de vacaciones pagas por el privilegio del teletrabajo a una maldición.
El aburrimiento, el miedo, la incertidumbre fueron alimento para la oscuridad que poco a poco fue ganando lugar. Algunes trocaron sus temores en negación, en estúpida rebeldía y simple egoísmo individualista.
Otres surfearon sobre las aguas negras conectando con sus pasiones, dándose el tiempo para concretar lo que antes no podían por falta de tiempo. Crearon, cambiaron, aprendieron.
Pero hubo quienes sucumbieron ente el dolor, ante la soledad. Se cobijaron en las sombras de sus mentes. Se refugiaron de ese afuera peligro en las tenebrosas oscuridades de sus mentes. Ese lugar cálido que habitaban se convirtió en la celda de aislamiento que oprimió deseos, sueños y esperanzas.
Todos los días muere gente. Antes y después que todo esto pase. Pero antes el hijo estaba vivo, ahora no. Pero antes la mamá estaba viva, ahora no. Antes el papá estaba vivo, ahora no. Entonces surgió desde esa tentadora oscuridad una pregunta ¿ahora estoy viva?

 


 

En este número