Conurbano Profundo

 

Conurbano Profundo

Publicado en el Año 4 Nro 10 del mes de Agosto 2020 pág.92

 

 El Conurbano profundo. Visibiliza los lugares clásicos de la periferia de Buenos Aires. Sus amplias áreas libres, la frondosa y a veces ausente vegetación. Las autopistas, rutas y calles que rodean y atraviesan los municipios. Las comunidades de pueblos originarios y sus prácticas cotidianas, que aún sobreviven en La Plata. La construcción permanente de viviendas -desde cero- o cubriendo necesidades que los conjuntos de vivienda no satisfacen. La multitud de guardianes caninos y felinos que protegen y aportan calidez. Los saludos y festejos pasados y futuros. La luz y oscuridad, el frio y el calor, la niebla, la helada y la escarcha, la llovizna y el chaparrón. Los medidores hacinados y cableados enredados, los tanques de agua sobrevolando los techos, la falta de banda ancha y la bondad de las antenas y el wifi. Los espacios minimalistas de espera de colectivos, donde viajas o morís en el intento. Los espacios que ocupa la basura o lo que para otres es un recurso para vivir y un espacio alternativo de trabajo. Los autos olvidados, la chatarra y los nuevos muros. Las huellas de líneas de trenes más largas de Latinoamérica. Les trabajadores, las múltiples y creativas maneras de sobrevivir, los rostros cansados, las manos percudidas y los cuerpos consumidos. Los retratos de la cultura popular y su idiosincrasia. La industria y sus galpones oxidados. Solo un breve recordatorio de que hay mucho más -al margen de la gran ciudad- por lo que seguir luchando.

 


 

En este número