De la Oración al Trabajo

por Andrés Cuenca Aldecoa

De la Oración al Trabajo - Portfolio fotográfico de Andrés Cuenca Aldecoa publicado en el Año 1 Nro 7 del mes de Mayo 2017
Senegaleses en Buenos Aires
Buenos Aires es una de las ciudades mas cosmopolitas del mundo. Es como un continente entero en un solo lugar, donde personas de todas partes del mundo eligen este rincón de Latinoamérica para continuar sus vidas, incluso los africanos.
Entre los inmigrantes provenientes de África, la comunidad senegalesa es la que mÁs ha crecido. Hablando una lengua completamente desconocida para esta parte del globo y practicando una religión para muchos considerada como un sinónimo de terrorismo, los senegaleses comenzaron a llegar a la Argentina a mediados de la década de los 90.
Antes que las nuevas restricciones del gobierno sobre vender artículos en la calle entraran en efecto, era muy común ver inmigrantes africanos, especialmente senegaleses, vendiendo pulseras, carteras, relojes, lentes de sol y perfumes. Han sido varios los rumores que han circulado respecto a estos nuevos inmigrantes, acerca de lo que venden y la forma en la que viven, pero muy pocos han investigado o documentado sus vidas.
A lo largo de un año estuve conociendo, conviviendo y aprendiendo de ellos, escuchando sus historias de infancia y sus planes para el futuro, mirando como saludaban a sus familias y niños a través de video llamadas y formando parte de sus celebraciones religiosas. Puedo dar fe del hecho que es el amor y la esperanza por una mejor calidad de vida lo que les motiva a continuar moviéndose y luchando contra todas las dificultades, enfrentando a diario un estilo de vida tan distinto en una cultura tan diferente.
Esta inolvidable experiencia quedó documentada a través de mis fotografías. El principal objetivo de mi trabajo no es cuestionar la inmigración, sino ir mÁs allÁ de lo visible y ser parte del día a día de estos inmigrantes, con el fin de mostrar una realidad prÁcticamente desconocida, revelar las vidas de estas personas que buscan lo mejor para sus familias, mientras encomiendas sus vidas a AlÁ. Leer mas...

 

 


 

En este número