El Rostro de la Ciudad

Temas

 

El Rostro de la Ciudad

Publicado en el Año 5 Nro 11 del mes de Septiembre 2021 pág.76

 

 Con veintiséis años, Ruber Osoria comenzó a descubrir Chile en 2018. Desde esa fecha presiona el obturador para registrar una realidad que empieza a asumir como propia.
La trayectoria migratoria de Osoria lo llevó a abandonar “la caña”, “el guarapo” y “el dominó” en las esquinas de su Contramaestre natal, en el oriente de Cuba y lo hizo atravesar varios países, aceptando incluso trabajos ilegales, hasta aterrizar en Chile.

Durante este periodo pandémico desarrolló esta serie, acaso más personal, que explora la pérdida de la identidad en el proceso de emigrar. “En El rostro de la ciudad, donde busco encajar en una urbe desconocida para mí, si al principio la gente miraba solo el celular y no miraba para los lados, ahora con la mascarilla esto se agudizó y la pérdida de la identidad es mayor”.
En esta serie, el fotógrafo proyecta su propio anonimato melancólico en cada sujeto que captura con su lente y reflexiona acerca de la soledad interna.

 


 

En este número