Es un experimento en el que, recurriendo a múltiples exposiciones, muestro una realidad alternativa de un objeto conocido. Duplicar, espejar, rotar, desenfocar, lo suficiente como para llegar a desconocer. Esto sumado a lo imprevisible de las cámaras de plástico y la película vencida, otorgan una realidad nueva y diferente a algo que se creía conocido.

La cámara Holga es una cámara fotográfica con un formato medio, 120 mm, hecha en China, conocida por su baja fidelidad y su estética plástica. La cámara Holga nació bajo la idea de un costo accesible, siendo ampliamente producida, por su sencillez de ensamblaje, y vendida en muchas partes del mundo, por su bajo costo.
Las fotografías que se pueden tomar con este tipo de cámaras se caracterizan por tener efectos borrosos, fugas de luz, y otras distorsiones. Las limitaciones de la cámara, han provocado un seguimiento de culto, entre algunos fotógrafos, quienes han ganado premios y concursos de arte, con la sencillez de la misma.
La cámara Holga fue diseñada en China en 1981, y apareció por primera vez fuera de China en 1982 en Hong Kong
(Wikipedia)