Entraña en mi, tu otredad me altera

Temas

 

Entraña en mi, tu otredad me altera

Publicado en el Año 3 Nro 2 del mes de Diciembre 2018 pág.84

 

 (…)El contenido de una obra de arte me atrae más que sus cualidades formales y técnicas (…) Para muchos medios y efectos del arte me falta, en realidad, la comprensión debida. Y quiero hacerlo constar así para asegurar a mi intento presente una acogida benévola. 1913 [1914]S. Freud ( El Moisés de Miguel ángel) Pienso en cuáles son mis intensiones? Esta pregunta acabo de formulármela, no sé si recién o ya existía en mi mente y ahora la traigo a conciencia… Honestamente no lo había hecho, no había sentido la necesidad de ser intencional; hasta hace una semana, cuando realice mi primer producción de fotografía. La pulsión por disparar y mirar detrás de mi cámara me pedía un cuerpo que me deje verlo, registrarlo, enmarcarlo con luz y oscuridad. Pero no distinguía cuál era el motivo que me conducía a esta necesidad, y aun no lo descubro; descubrí una búsqueda, una conciencia de búsqueda, pero no sé muy bien de qué. Y estaba ahí, dejándose registrar para mí, dejándose mirar, moviéndose con sus extremidades hasta que apareció. La imagen que venía dibujando y queriendo dibujar, que venía repitiéndose ya hace un par de años, y a partir de eso, pude dirigir la luz, dirigir a mi asistente a una luz puntual, a una imagen más precisa, a una imagen más honesta. Partía del querer encontrarme, con el bailarín (quien era mi modelo en ese momento), con lo que él dialogue conmigo, con la luz y así descubrir más, y lo que descubrí, fue la imagen que se venía velando, una conciencia de búsqueda pero de no sé qué. Quisiera descubrir, reconocer en mí, cuál es aquella constelación psíquica que me impulsa a crear, tal vez sea una constante que nunca se resuelva. Quizás esta parte en mi proceso, de querer interpretar mi búsqueda, sea una una afinidad al psicoanálisis, como dice Freud "…el psicoanálisis acostumbra deducir de rasgos poco estimados o inobservados, del residuo – el "refuse" de la observación-, cosas secretas o encubiertas." (El Moisés de Miguel ángel, pág. 7). Tal vez de ahí venga mi necesidad del encuentro, para ver lo propio y/o lo ajeno. Sin embargo, si bien no pienso en armar una puesta en escena, se que cada detalle entrañan un sentido, y espero la disposición de estos, o corrijo esos detalles que exceden o que faltan, ahí está mi intervención, en la luz ó en la disposición del cuerpo. Lo mismo pretendo con la locación. La cual no indago mucho previamente, fui descubriendo el lugar a medida que me iba pidiendo la frustración y las ganas de seguir.

 


 

En este número